80% de los flujos ilícitos que salieron del país en los últimos años fueron por evasión y elusión fiscal

Hace unos días esta noticia publicada en la web América Economía pasó casi desapercibida:

Captura

Las cifras forman parte de un estudio elaborado por el Instituto Global Financial Integrity que cuantifica la salida de flujos financieros ilícitos en el mundo y que fueron difundidas en el Perú por la Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo y Derechos (Latindadd).

Pero el dato más importante es que el 80 por ciento de estos flujos pertenecen a la evasión y elusión fiscal, en otras palabras, al impuesto que un buen número de personas y empresas evitaron pagar en nuestro país durante todos esos años.

Así lo señaló el asesor de Latindadd, Renaud Fossard, quien conversó con Poder Ciudadano esta semana para hablarnos sobre cómo las empresas evaden sus impuestos y cuál ha sido el papel del gobierno de Ollanta Humala frente a este problema.

Renaud nos dice en la entrevista:

“Hace dos años el MEF quiso dar las herramientas a la administración tributaria dándole una cláusula antielusión fiscal. Eso iba a dar el poder a la administración tributaria para fiscalizar con más facilidad. No fue un gran tema mediático pero hubo una rebelión de los gremios empresariales absolutamente masiva por esa norma que está puesta en muchos países en desarrollo y que existe a nivel mundial.

El MEF estaba asesorado por el Fondo Monetario Internacional y el BID. Acá la Confiep tuvo una cita con la Sunat y recién durante el paquetazo de julio se colocó la cancelación de esta norma antielusiva. Nunca hubo el suficiente respaldo político fuerte para implementarla desde la Sunat”.

En efecto, en marzo del 2012, el ex ministro Castilla ya expresaba su preocupación por el incremento de la tasa de evasión tributaria en nuestro país, la que consideró, dicho sea de paso, una de las más altas de América Latina.

Por ello, tal como señala Renaud, en julio de ese mismo año el MEF ya alistaba la aprobación del Decreto Legislativo Nº 1121 que creaba una “Cláusula General Antielusiva Tributaria”.

Es decir, si antes la Sunat solo tenía facultades para sancionar a las empresas que cometían el delito de evasión tributaria, con esta cláusula también iría detrás de la elusión, que es en la práctica, un conjunto de acciones a primera vista legales pero que de todos modos le permiten pagar menos impuestos a las empresas.

Sin embargo, todo quedó en nada por presión de una parte de nuestros empresarios. En su edición del mes de septiembre, la revista Poder realizó un detallado informe sobre cómo el Congreso y el lobby empresarial bloquearon el avance de esta norma.

10660201_721431794559206_1320012755846924888_n

Dice una parte del informe:

“La Cámara de Comercio de Lima (CCL) le salió al frente de inmediato. Su Comisión Tributaria emitió un comunicado público exigiendo la inmediata derogación de la norma, a la que acusó de lesionar la seguridad jurídica y calificó de “extremadamente peligrosa por su abierta discrecionalidad que puede convertirse en arbitrariedad”. Esta nueva facultad, dijo la CCL, “podría hasta politizar la intervención de Sunat”.

La Confiep, el gremio empresarial más importante del país, también hizo lo suyo. Anunció el envío de una carta al ministro Castilla pidiéndole explicaciones, así como una reunión con la jefa de la Sunat, Tania Quispe, para conocer de qué manera pensaba aterrizar esta facultad. Humberto Speziani, presidente del gremio, brindó declaraciones a diversos medios advirtiendo lo desalentador que sería para las transnacionales toparse con una clausula tributaria de este tipo en el Perú.

(…)

El MEF acusó el golpe y evitó la polémica en momentos en los que necesitaba consensos para poder sacar adelante el reciente “paquete reactivador”. Así, declaró la suspensión de la Norma XVI como parte de su estrategia para viabilizar sus medidas para enfrentar la desaceleración. Prefirió este camino antes que allanarse al pedido del Congreso de enmendar la cláusula, cortándole su potestad de revisar ejercicios tributarios anteriores, una prerrogativa que tiene la Sunat al poder fiscalizar periodos tributarios de hasta cuatro años atrás”.

El Ejecutivo ha informado que presentará un proyecto de ley para que la Sunat haga obligatoria la acreditación del origen lícito de los minerales. Bien haría también en preocuparse por estos temas ya que como hemos visto deja salir grandes cantidades de dinero de nuestro país.

El periodista Augusto Álvarez Rodrich opina sobre José Ugaz y su candidatura a Transparencia Internacional

Foto: La República

Foto: La República

El periodista Augusto Álvarez Rodrich opina en el diario La República sobre la postulación de José Ugaz como presidente a Transparencia Internacional este domingo en Berlín, Alemania. Aquí su columna de opinión:

Este domingo, en Berlín, un peruano –José Ugaz– podría ser elegido como el nuevo presidente de Transparencia Internacional (TI).

TI se creó en 1993 para combatir a la gran corrupción mundial de entonces. Veintiún años después, la corrupción internacional ha crecido considerablemente, pero eso no quiere decir que esta organización haya fracasado sino que requiere adaptar su estrategia a un nuevo escenario, lo cual necesita, a su vez, renovar su estilo de liderazgo.

Fundada por un ex funcionario alemán del Banco Mundial, Peter Eigen, TI es un referente de la lucha contra la corrupción mundial, poniendo el tema en la agenda internacional, creando un indicador para identificar a los gobiernos más corruptos y distinguir a los más honestos, y realizando campañas para promover la transparencia.

Su estrategia, sin embargo, ha sido más diplomática que confrontacional. Ello implicaba, por ejemplo, que los capítulos de TI en cada país no se ocuparan de los asuntos de corrupción en su propio territorio, buscando influenciar sobre las políticas públicas pero no emplazando a sus compatriotas corruptos.

Hay, sin embargo, quienes creen que ha llegado el momento de cambiar de estrategia en TI con el fin de buscar una mayor efectividad frente a una corrupción internacional que es cada vez más creativa, profunda y letal para la calidad de vida de los ciudadanos, especialmente de los más pobres.

Este contexto genera la oportunidad de que un peruano, José Ugaz, gane la elección para la presidencia de TI que se realizará este domingo en Berlín, con una plataforma que propone darles prioridad a tres temas: impunidad, gran corrupción e impacto internacional del crimen organizado, tal como señaló la columna El Informante de Ricardo Uceda de la semana pasada, publicada aquí en La República.

Su competidor es Pascal Lamy, el ex presidente de la Organización Mundial de Comercio (OMC), quien plantea una agenda más en línea con lo que TI ha hecho hasta ahora.

¿Puede ganar José Ugaz este domingo? La competencia entre él y Lamy será muy peleada pero, como indicó ayer el blog de The Economist, la muy influyente publicación británica, TI estaría en busca de un enfoque más combativo contra la corrupción, por lo que el peruano, por su plan de trabajo y por su valiosa trayectoria en la lucha contra los asaltantes al erario, podría terminar alcanzando la mayoría de los votos.

Ojalá sea así porque, además, sería una gran noticia para el Perú, donde el combate a la corrupción anda muy aletargado, tanto en el Estado como en la sociedad civil, lo cual requiere de nuevas estrategias, impulsos, acciones y liderazgos.

The Economist opina acerca de la candidatura de Jose Ugaz a la presidencia de Transparencia Internacional

Foto: Andina

Foto: Andina

Este 19 de octubre se celebrará la elección del próximo representante de Transparencia Internacional (TI). La revista The Economist publicó un artículo sobre la candidatura de Jose Ugaz y el trabajo de TI en el mundo. Aquí el artículo traducido al español.

En los 21 años desde que se formó, Transparencia Internacional (TI) ha hecho mucho para poner el tema de la corrupción en la vanguardia de la agenda global. Fundada por Peter Eigen, un ex funcionario alemán del Banco Mundial, y con sede en Berlín, la ONG batalló mucho por la restitución de los fondos robados por Sani Abacha, dictador de Nigeria, y otros cleptócratas. “El Índice de Percepción de la Corrupción” anual de TI de los países se ha convertido en la tabla más consultada. Y es en gran parte gracias a la presión de TI que las Naciones Unidas aprobó una específica Convención contra la Corrupción en 2003.

Sin embargo, en muchos países la corrupción sigue siendo tan frecuente como siempre, o incluso más. TI reconocida recientemente mediante la adopción de un enfoque más activista, con una “iniciativa contra la impunidad”, destinada a movilizar sociedades contra la corrupción y la lucha para establecer una jurisdicción universal, por lo que los corruptos potencialmente podrían ser juzgados en países distintos del suyo.

TI, que ha crecido hasta tener 180 empleados, se enfrenta ahora a una encrucijada. El 19 de octubre se elegirá a un nuevo presidente para sustituir a Huguette Labelle, un ex funcionario canadiense que ha dirigido la organización desde que el señor Eigen se trasladó a un papel consultivo en 2005, dos candidatos marcadamente contrastantes están compitiendo para tener éxito Ms Labelle. Pascal Lamy, ex director de la Organización Mundial del Comercio y ex comisario europeo, es un burócrata internacional por excelencia y una larga experiencia de dirigir organizaciones internacionales. Él representa la continuidad, y está respaldado por el señor Eigen.

Su rival es José Ugaz, abogado peruano. Como un fiscal especial en la década de 2000 fue responsable de asegurar condenas penales contra Alberto Fujimori, ex presidente de Perú, así como Vladimiro Montesinos, su ex jefe de inteligencia, y cientos de otros funcionarios del gobierno por su participación en una red de crimen organizado inmensa.

Sr. Ugaz representa una generación más joven que ha luchado la corrupción en el extremo agudo. Como ex presidente del capítulo peruano que ha crecido dentro de la organización. Él ha sido instrumental en la promoción de “la iniciativa contra la impunidad” y favorece el enfoque activista. Él promete poner más énfasis en el apoyo a los capítulos nacionales de TI. Su compañera de fórmula es Elena Panfilova del capítulo ruso de TI.

Quizás sorprendentemente para una organización dedicada a la apertura, la campaña para el puesto es un asunto interno privado. Cada uno de los 95 capítulos nacionales acreditados tiene un voto, al igual que 32 miembros individuales que son prominentes activistas contra la corrupción en todo el mundo (Sr. Ugaz es uno de ellos). Sr. Lamy tiene el apoyo de Europa y África (su compañero de fórmula es del capítulo de Zambia). Sr. Ugaz tiene el respaldo en las Américas y Asia.

La carrera se dice por una información privilegiada que será muy reñida. Su resultado determinará si TI adopta una más de abajo hacia arriba, enfoque combativo o si se sigue dando prioridad a ejercer una influencia discreta en los corredores internacionales de poder.

Piden “máxima vigilancia” de recursos en regiones afectadas por corrupción

Foto: Agencia Andina

Foto: Agencia Andina

Una máxima vigilancia de los recursos públicos en las regiones, sobre todo en las cuales ganaron personas que no han hecho un deslinde claro con la corrupción, pidió hoy la directora ejecutiva de Proética, Cecilia Blondet.

El llamado, señaló, va dirigido a las instituciones del sistema de justicia como la Procuraduría, y de fiscalización y control como la Contraloría.
 
“No pueden ponerse de perfil ante las evidentes situaciones de descontrol, desgobierno y corrupción que se han dado en regiones y municipios. Urgen medidas para identificar e intervenir y que la corrupción no nos pase delante”, comentó.
 
La meta debe apuntar a mejoras de cara a las elecciones generales de 2016, remarcó Blondet, quien dijo que una mayor vigilancia debe ir acompañada también de un rol más activo desde el Ejecutivo en la relación con las regiones.
 
Para la titular de Proética, se requiere, además, que la ciudadanía exija a las autoridades elegidas, sobre todo aquellos con antecedentes o presuntos vínculos con la corrupción, el compromiso de que van a someterse al sistema de justicia.
 
“Primero, deberían exigirles disculpas públicas y el compromiso de que van a someterse a la justicia y aceptar la decisión que allí se tome”, añadió.
 
Asimismo, manifestó que, tras los resultados que dejaron los comicios regionales  y municipales pasados, resulta necesaria una “verdadera y profunda reforma electoral”, responsabilidad que recae en los partidos políticos.
 
“No es posible que queden paralizados frente a una política mercantil. Deben asumir un papel más activo y un mayor liderazgo”, dijo al considerar importante el financiamiento público para el fortalecimiento de los partidos.
 
Como parte de las reforma, Blondet se mostró a favor de una mayor rigurosidad en las hojas de vida de los candidatos y no aceptar la postulación de aquellos que fueron sentenciados, cualquiera que fuera la condena.
 
“Si bien la Constitución señala el derecho de todo ciudadano de competir en elecciones, es derecho del ciudadano tener autoridades de calidad y un sentenciado no será una autoridad de calidad, está descalificado”, anotó.
 
Fuente: Agencia Andina

Así operó la presunta organización criminal del alcalde de Chiclayo, Roberto Torres

El ex alcalde de Chiclayo, Roberto Torres ha sido acusado por corrupción de funcionarios, peculado, asociación ilícita para delinquir y lavado de activos y por si fuera poco de ser el jefe de “Los Limpios de la Corrupción”, una presunta organización criminal que se aprovechó durante los ochos años que duró la gestión de Torres de la comuna chiclayana.

Luego que el pasado 30 de septiembre el Poder Judicial solicitara su captura, así como la de 27 personas entre ellas su pareja Katiuska Del Castillo, funcionarios ediles, familiares y un policía; Torres se mantuvo casi por una semana en la clandestinidad escondido en una humilde vivienda en el distrito de Laguna, en el centro poblado de Úcupe y  sin las comodidades a los que solía estar rodeado. Sin embargo, ha sido finalmente capturado el 7 de octubre.

¿Cómo operaba Torres y su mafia? ¿A dónde enviaban el dinero que robaban? ¿Quiénes eran los principales testaferros? ¿Y cómo se logró desarticular esta red criminal?  Poder Ciudadano te trae un reportaje completo sobre la caída de Roberto Torres y de los “Los Limpios de la Corrupción”.

 

 

 

Ricardo Uceda escribe sobre la candidatura de José Ugaz a TI

larepublica

Foto: La República

El diario La República ha publicado un informe del periodista Ricardo Uceda sobre el ex procurador anticorrupción José Ugaz que actualmente postula a la presidencia de Transparencia Internacional. También menciona las cualidades de su contendor, el ex presidente de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Pascal Lamy. Aquí el informe:

Por Ricardo Uceda

El ex presidente de la Organización Mundial de Comercio (OMC) Pascal Lamy se postula para conducir Transparency International (TI), una de las principales ONG del mundo. TI es referente global en las iniciativas anticorrupción. Desde 2005 la preside, hasta este año, la canadiense Hugette Labelle,  quien dirigiera el Ministerio de Transportes y la agencia de cooperación de su país. Lamy ha sido jefe de gabinete del Presidente de la Comisión Europea Jacques Delors y consejero principal del ministro de economía francés Pierre Mauroy. Dirigió la OMC por dos períodos, entre 2005 y 2013. Este peso pesado compite con el ex procurador anticorrupción José Ugaz. El 18 de octubre el peruano podría ganar.

ACTIVISMO ENCUMBRADO

En los noventas TI logró poner en la agenda mundial la necesidad de criminalizar la corrupción en las relaciones internacionales. Nació en 1993, cuando legendarios jefes de estado lucían impúdicamente enormes fortunas amasadas con pagos ilícitos. No era delito que en sus países grandes compañías declararan como gastos las coimas que pagaban en el exterior. Las agencias internacionales estaban acostumbradas a que los proyectos encarecieran para que los sobornos los hicieran viables. Ahora la corrupción continúa, quizá en mayor proporción pero mediante nuevas redes. TI fue decisiva para que las permisivas reglas de juego cambiaran, ilegalizando y haciendo más difíciles las operaciones deshonestas. Empleó un activismo encumbrado, dirigido a los principales foros mundiales. Influyó en la OCDE, la OEA y el Banco Mundial, y en buena medida fue partera de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, en 2003. Paralelamente desarrolló códigos, herramientas para la sociedad civil, mediciones. Confecciona, por ejemplo, un ranking de pagadores de sobornos, en el que Rusia lleva la delantera como el escenario más propicio. Su tabla más conocida es el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), lanzado en 1995, cuya cobertura alcanza a 177 países, y donde Perú ocupa el puesto 83.

INCIDIR SIN DENUNCIAR

Todo esto fue logrado no tanto por el activismo de sus bases –114 capítulos nacionales– cuanto por la enorme capacidad profesional de su Secretariado en Berlín. TI tiene un staff de 180 funcionarios, la mayoría expertos en alguna forma de análisis de la corrupción. Atienden proyectos sobre agua, industria forestal, defensa, educación, pobreza, cambio climático, asistencia humanitaria, petróleo, deportes, justicia, salud y negocios. En todos estos asuntos buscan mecanismos que dificulten las transacciones negras. ¿Qué hacen entonces los capítulos? Esa es la cuestión. Hay disparidad en su composición y resultados.

El proyecto del fundador de TI, el alemán Peter Eigen, un ex oficial del Banco Mundial,  era que los capítulos nacionales no hicieran denuncias en su propio país. La idea era influir en las políticas públicas pero no enfrentar a los corruptos en las calles ni ante los tribunales. Esta ambivalencia fue contraproducente. En Perú, Integridad, el primer capítulo de TI (ahora, con otros miembros, es Proética) lo conformaron notables que terminaron participando en el gobierno de Fujimori. Con los años las propias bases pugnaron dentro de la organización para que se abandonara la crítica amigable como única estrategia. Un hito se produjo en Francia. En 2009 el capítulo en ese país de TI logró que la justicia investigara los cuantiosos bienes en París del vicepresidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. Fue procesado por lavado de dinero y sus bienes incautados. El capítulo francés, con liderazgo dentro de TI, apoya la candidatura de su compatriota Lamy. Pero Lamy no ofrece más denuncias. Esa es más bien una bandera de Ugaz.

¿ATENDERÍA LA LLAMADA?

Lamy pone al servicio del movimiento una privilegiada red de contactos en el poder mundial para que TI mantenga su notable incidencia. Es la continuidad, el estilo de crítica amigable de Eigen y Labelle. Pero en 2011, luego de intensa discusión, los directivos de TI decidieron reorientar la organización para acercarla más al ciudadano común. No querían que se los percibiera como un think tank sino como parte de la sociedad que lucha contra la corrupción. TI decidió vincularse a los jóvenes, zambullirse en las redes sociales, crear grupos de apoyo judicial para denuncias. Nacieron sesenta consultorios jurídicos anticorrupción. Diversos capítulos idearon ingeniosas maneras de sanción social: un capítulo de Los Balcanes suele proyectar por las noches la imagen de un corrupto, con una inscripción a propósito, en las paredes de los edificios, incluyendo las de su casa. En este empeño TI cobró su primer mártir en 2013: Gustave Makonene, coordinador de TI en Ruanda, asesinado presumiblemente por los círculos de corrupción que combatía.

TI desea, pues, mantener su presencia institucional por lo alto, al mismo tiempo que se vincula con la gente. Quienes disienten de la candidatura de Ugaz, temen que con su presidencia decaiga el impacto diplomático. “¿Acaso le respondería el teléfono el presidente del Banco Mundial?” se preguntan. Sin embargo, con la presidencia a cargo del eminente Lamy, el empeño de popularizar el movimiento perdería fuelle. A diferencia del francés, Ugaz es antiguo militante de TI, y es uno de los doce directores desde 2011.  Ese año fue elegido Presidente de la Comisión de Lucha contra la Impunidad, cuyos logros son un activo en su campaña. Su aliada principal es Elena Panfilova, candidata a vicepresidenta. El  visible capítulo ruso que dirige es reconocido por su valentía en el enfrentamiento a la corrupción que se cobija bajo el gobierno de Vladimir Putin. Votarán por Ugaz parte de los representantes de Europa del Este, los latinoamericanos y capítulos combativos de diversas partes del mundo.

TRES NUEVOS TEMAS

Su propuesta, por una parte,  busca reforzar a TI allí donde no pudo desarrollarse. Extrañamente, así como en Bangladesh hay miles de miembros, y en Alemania una red poderosa, y en Francia y Gran Bretaña iniciativas brillantemente fundamentadas, la organización es débil en naciones importantes. En Estados Unidos y Canadá es pequeña. En Brasil y China no existe. Es débil en naciones emergentes como India. Por otra parte, Ugaz se concentraría en tres temas: impunidad, gran corrupción e impacto internacional del crimen organizado. Su mensaje principal es que después de 20 años de la creación de TI no hay mucho por celebrar, pues la corrupción acosa a los Estados bajo nuevas formas.

Es inevitable, luego de lo dicho, dirigir la mirada sobre el movimiento anticorrupción local. ¿Movimiento? Quizá sea exagerado atribuirles cinética a organizaciones que fiscalizan la gestión pública en el Perú. Los grupos que protestan contra la corrupción en Áncash y Chiclayo, dos centros donde se ha robado dinero público con enorme facilidad, están desconectados de ellas.

La sociedad civil que promueve la transparencia está más bien empeñada en premiar buenas prácticas, mientras acompaña al gobierno hacia una mítica Sociedad de Gobierno Abierto. Así como ninguno de los tres gobiernos posteriores al de Fujimori supo adoptar políticas eficaces contra la corrupción, los sectores civiles tampoco lograron organizar reacciones temibles. Es una discusión abierta, y tal vez algunos ejemplos de capítulos de TI en otros países pudieran inspirar. ¿Cabe imaginar un haz de luz sobre la casa de una autoridad reconocidamente corrupta a la que el sistema judicial y el Congreso no quieran tocar?

Estos son los presidentes regionales electos que administrarán las zonas con más dinero del país

Durante la campaña electoral elaboramos diversos informes que daban cuenta sobre el perfil de los candidatos a las regiones con más canon del país, es decir, las regiones que reciben una gran cantidad de dinero producto de ingresos y rentas obtenidos por el Estado por la explotación económica de los recursos.

Los informes revelaban los procesos judiciales, sentencias condenatorias, declaraciones juradas y hasta la trayectoria política  de los candidatos a Áncash, Cusco, Cajamarca, Piura, Loreto y La Libertad.

Según los últimos resultados a boca de urna de Ipsos Apoyo estos serían virtualmente los presidentes de las regiones con más dinero del país y quienes irían a segunda vuelta:

ÁNCASH

Waldo Ríos Salcedo y Eloy Narvaez en segunda vuelta

En un inicio, Waldo Ríos del Movimiento Independiente Regional Puro Ancash obtuvo un 22.8% de votos según conteo rápido de Ipsos, colocándolo como el nuevo presidente regional de Áncash. Sin embargo, tras el conteo de la ONPE al 65,4%, el candidato de Ande Mar, Eloy Narvaez se ubica en el primer lugar con 19.1% mientras que Ríos con 17.8%.

En el 2013, Áncash recibió más de 231 millones de soles por concepto de canon. Ríos o Narvaez, podrían administrar un monto similar.

Ríos afronta dos procesos judiciales por delito de corrupción en la modalidad de peculado doloso. (Fuente: Ficha Lupita - Áncash)

Ríos afronta dos procesos judiciales por delito de corrupción en la modalidad de peculado doloso. (Fuente: Ficha Lupita – Áncash)

 

CAJAMARCA

Gregorio Santos nuevamente reelegido

A pesar que se encuentra en la cárcel tras ser acusado por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir, cohecho y colusión agravada y simple, el candidato por el Movimiento de Afirmación Social (MAS) obtuvo un 46. 3% de los votos.

El año pasado, Cajamarca recibió más de 193 millones de soles por canon. Un monto similar administrará Santos.

cajamarca

Actualmente, Santos se encuentra recluido en el Penal Piedras Gordas. (Fuente: Ficha Lupita)

 

CUSCO

Benicio Ríos asumiría presidencia regional bajo acusaciones de corrupción

El candidato por el Movimiento Regional Acuerdo Popular Unificado fue elegido con un 24% de los votos. Durante el 2010, fue vacado de su puesto como alcalde de Urubamba tras ser acusado de nepotismo.

En el 2013, Cusco recibió por concepto de canon más de 670 millones de soles. El virtual presidente regional Ríos podría manejar un monto similar.

CUSCO

En marzo de este año, es denunciado penalmente por usurpación de funciones durante su gestión como alcalde de Urubamba. (Fuente: Ficha Lupita – Cusco)

 

LA LIBERTAD

Más de 20 denuncias tiene el electo presidente regional César Acuña

Fue uno de los más cuestionados candidatos en estas últimas elecciones y tiene más de 20 denuncias por corrupción. El candidato por el Alianza para el Progreso logró llegar al sillón presidencial regional con el 50.3% de los votos.

lalibertad

Fuente: Ficha Lupita – La Libertad

 

LORETO

Fernando Meléndez ganó a cuestionado Yván Vásquez 

El candidato por el Movimiento Regional Integración Loretana consiguió dejar fuera de carrera al ex presidente regional, Yván Vásquez, luego de obtener un 48.1% de los votos.

loreto

Fuente: Ficha Lupita – Loreto

 

PIURA

Reynaldo Hilbck no declaró sus bienes ante el JNE

El candidato por Movimiento Regional Unión Democrática del Norte obtuvo un 38.4% de los votos. Una de las irregularidades que presentó en su hoja de vida de este año es que no declaró sus bienes muebles ante el JNE.