Continúan las irregularidades en el Banco de la Nación. Esta vez se trata de dos obreros que han denunciado no haber laborado nunca para una obra del Gobierno Regional de Lambayeque pero que extrañamente aparecen como si hubieran cobrado más de dos mil soles en el Banco de la Nación por un trabajo para dicha entidad. Aunque la Gerencia Regional de Agricultura ha confirmado la irregularidad, han pasado dos años desde que se inició el caso y el Ministerio Público aún no dicta un fallo. ¿Por qué tanta demora?

 

Por Antonio Bazán.

Los obreros Victoriano Ventura Martínez y Alberto López Carlos nunca trabajaron para la Gerencia Regional de Agricultura de Lambayeque, pero esta institución emitió tres cheques a sus nombres por un valor de 2,370 soles, dinero que extrañamente fue pagado a través del Banco de la Nación (BN) de Chiclayo a personas que, de acuerdo a la denuncia de los afectados, no eran los titulares.

El personal del banco que labora en la agencia del distito de José Leonardo Ortiz en la provincia de Chiclayo, y que atendió a los usurpadores, no les pidió ningún documento que los identifique, tampoco constató que las firmas de los portadores de los cheques pertenecían en realidad a las personas cuyos nombres figuraban en estos documentos.

Los cobros se hicieron indistintamente el 16 de noviembre del 2012, así como el 04 y 05 de diciembre del mismo año. A la fecha, no se han identificado a los responsables. Tampoco se sabe si fue más de un cajero, el cómplice de estos cobros irregulares.

Sin embargo, las irregularidades en esta entidad financiera del Estado no son nuevas. Vale recordar que la última semana de mayo, Carlos Manuel Díaz Mariños renunció a la presidencia del Banco de la Nación tras la denuncia que ponía al descubierto el robo a beneficiarios de programas sociales, por más de un millón de soles.

 

¿Cómo empezó todo?

La historia de cómo se detectó esta irregularidad tiene su inicio en el 2012, cuando los obreros Victoriano Ventura Martínez y Alberto López Carlos buscaron trabajo en una de las obras que la Gerencia Regional de Agricultura de Lambayeque ejecutaba en el distrito de Salas, el proyecto tenía como nombre: “Mejoramiento de infraestructura de riego sub sector Ayahuil”.


Gerencia Regional de Agricultura de Lambayeque.

 

Aquella vez, ambos se dieron con una gran sorpresa. Según les informaron, semanas antes estos ya habían sido ‘contratados’, e  incluso, ‘cobraron’ por ese servicio. 

Es así que en setiembre del 2013, Ventura y López se presentaron ante la Defensoría del Pueblo (DP) de Lambayeque para denunciar serias irregularidades en dicho proyecto, además dijeron que fueron prohibidos de trabajar en otras obras del sector, pues se especulaba desde el gobierno regional su participación en hechos de corrupción al cobrar cheques por trabajos no realizados. Algo que ellos negaron rotundamente.

En el momento del conflicto, Enrique Del Pomar Vilner, gerente regional de Agricultura, recibió por escrito las quejas de los afectados. Sin embargo, los documentos fechados el 30 de mayo y el 01 de julio del 2013 nunca recibieron respuesta.


Victoriano Ventura comunica queja a gerente de Agricultura.

 

El silencio de este funcionario y los indicios de una aparente corrupción al interior del gobierno regional motivó la intervención de la Defensoría del Pueblo. Es así que el jefe de la Oficina Defensorial, Julio Hidalgo Reyes, trasladó la denuncia a Del Pomar, disponiéndose la conformación de una comisión investigadora.


Oficio enviado por la Defensoría del Pueblo.

 

Las pruebas de la irregularidad

La comisión presidida por Julio Hernández Quiroz en su condición de jefe de la Oficina de Planificación de la gerencia regional de Agricultura, dispuso la realización de una pericia grafotécnica, cuyos resultados concluyeron que la firma que se le atribuye a Victoriano Ventura Martínez y que fue trazada en el cheque N° 66108501 del Banco de la Nación, por 825 soles, no es auténtica.

Por su parte, el comandante PNP Pablo Enrique Santibáñez Purisaca, perito a cargo de esta investigación, resolvió también que las signaturas atribuidas a Alberto López Carlos y trazadas en los cheques N° 66107993 y 66108500 no provienen del puño gráfico de su titular.


Conclusión de pericia.

 

Finalmente, el 27 de enero del 2014 la comisión que investigó el caso confirmó la versión de los obreros. Lo extraño es que el grupo de trabajo solamente investigó estos casos en particular y no las planillas en su conjunto por si existían casos similares.


Informe de comisión investigadora.

 

Los obreros Ventura y López han señalado que la Gerencia Regional de Agricultura generó una planilla de mano por el periodo del 16 al 30 de noviembre del 2012, donde ambos habrían laborado para el proyecto en mención. A raíz de este supuesto trabajo se emitieron dos cheques, cada uno por 825 nuevos soles, cobrados luego en el Banco de la Nación.

En el caso de López Carlos, también figura como obrero en el intervalo del 16 al 31 de octubre del 2012. La situación es la misma: no trabajó, pero cobraron por él la cantidad de 720 soles.


Reporte de cheques.

 

Otro dato importante es el proporcionado por Juan Félix Blanco, responsable de controlar la asistencia del personal contratado. Él asegura que Alberto López Carlos no está registrado en la ‘Hoja de Tareas’ como obrero durante la segunda quincena de octubre del 2012, pese a que el primer cheque remunera las labores realizadas en este periodo. Es más, señala que López “nunca firmó alguna planilla”.


Juan Félix Blanco habla sobre obrero Alberto López.

 

La demora de la Fiscalía

A pesar de las evidencias, la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Motupe sigue investigando la denuncia presentada por los obreros Ventura y López en el 2013 por los delitos de falsificación documentaria y peculado contra personal y funcionarios de la Gerencia de Agricultura. Sin embargo, se ha perdido de vista a los trabajadores del Banco de la Nación, quienes también habrían incurrido en ilícitos.

Si bien el fiscal Ever José Castillo ha oficiado al administrador del Banco de la Nación-Chiclayo para que informe sobre el personal que laboró en ventanilla el 16 de noviembre del 2012, así como el 04 y 05 de diciembre de ese año, ningún trabajador del BN forma parte del proceso de investigación penal.

De acuerdo al economista Manuel Velásquez Bermeo, los cheques a cobrar deben ser endosados por el titular. Con estos requisitos -agrega- el cheque es entregado al cajero de turno, quien se encargará de verificar los datos.

“El cajero está en el deber de pedir el DNI al titular del cheque. Sin DNI no se puede cobrar. Con el documento de identidad en mano, el cajero debe cerciorarse que quien se lo entrega es la persona que figura en la fotografía, y que la firma del cheque es la misma del DNI”, explicó.

En ese sentido, Velásquez Bermeo, calificó como cuestionable que el BN no se haya pronunciado oportunamente sobre el caso de los obreros Victoriano Ventura Martínez y Alberto López Carlos.

 

La responsabilidad Gobierno regional

En la exposición de sus argumentos y con la intención de deslindar responsabilidades de todo tipo, Emilio Gómez Caballero y Luis Palomino Flores, supervisor e ingeniero residente de la obra, respectivamente, señalaron que los pagos a los obreros son efectuados mediante cheques no negociables, y entregados por un representante de la Gerencia Regional de Agricultura, siempre que el trabajador se presente personalmente con su Documento Nacional de Identidad. Es decir, según ellos, si los cheques a nombre de Ventura y López se cobraron, es porque alguien más los hizo suyos.


Descargos de Emilio Gómez (Izq.) y Luis Palomino (Derecha) donde mencionan el caso de los DNI.

 

Para Mariana Estela Guerrero García, comisionada de la Defensoría del Pueblo de Lambayeque, las responsabilidades de este caso son múltiples, pues los trabajadores y funcionarios involucrados, forman parte de un proceso que termina con el pago del salario de los obreros.

Es así que la comisión de Agricultura, además de advertir presuntos ilícitos penales por estas planillas fantasmas, encuentra responsabilidad administrativa en César Chanamé Estrada en calidad de representante de la Oficina de Tesorería de la Gerencia Regional de Agricultura y responsable de entregar los cheques a los trabajadores de la obra en mención.


Responsabilizan a funcionarios y personal de la obra.

 

También figuran como responsables: Emilio Gómez Caballero, supervisor de obra en los periodos descritos; Luis Palomino Flores, ingeniero residente de la obra; Marco Castañeda Gástelo, administrador; y al controlador del personal, Juan Félix Blanco Díaz.

 

Un caso complejo

Dos años después de descubrirse los malos manejos alrededor de la ejecución de una obra pública, la comisionada Mariana Guerrero estima que, además de los casos descritos, existan otros con características similares. La misma presunción maneja el fiscal José Ever Castillo, quien ha calificado esta investigación como un caso complejo.

Desde el 5 hasta el 12 de agosto próximo, el fiscal Castillo ha dispuesto la realización de diligencias que permitan esclarecer este caso. Se tomarán los testimonios de los imputados, y se analizarán las pruebas alcanzadas por los denunciantes, así como los informes de la Defensoría del Pueblo y la Gerencia Regional de Agricultura de Lambayeque.

¿Cuánto tiempo más durará este caso?

 


Suscríbete y recibe las mejores noticias

...